Loading...

martes, 19 de abril de 2011

SEMANA SANTA EN MALAGA !!

MARTES
 Santo malagueño. Serían muchos los calificativos que podríamos utilizar para definir un día como éste en la ciudad del paraíso. Bien es cierto que por muchos ha sido tildado como el día victoriano por antonomasia, algo que no discuto, pero podríamos hacerle un pequeño matiz y llamarlo un día de cofradías de barrio. Tres son las hermandades que vienen desde el barrio de la Victoria; como son el Rocío, el Rescate y la Sentencia; otra proviene del otro lado del Guadalmedina como es el caso de la Humillación; también viene desde la barriada de Nueva Málaga la cofradía de Nueva Esperanza; y las Penas, que se configura como la única hermandad que hace su salida penitencial desde el casco histórico de la ciudad.

Hablar de cada una de ellas es introducirse en un universo de sensaciones indescriptibles. Intentar explicar a través de la palabra un cúmulo de sentimientos y estampas que se vivirán en unas cuantas horas que son casi indescifrables con un número determinado de caracteres. Bien podríamos empezar cerrando los ojos, situándonos en el Jardín de los Monos. Huele a azahar, lo sé. Pero también huele a barrio de la Victoria y huele a la Novia de Málaga. El cambio que esta hermandad inició desde el pasado año nos ha permitido ver una estampa bellísima como es poder disfrutar de una guapa Virgen del Rocío bajo la influencia de los -esperemos que durante toda la semana- rayos de sol del mediodía. Cierto es, que Ella por si sola, brilla más que el sol. No lo niego. Pero también es cierto que con este cambio ganamos todos.

Hablemos de las Penas. Vuelvan a cerrar los ojos. Sitúense en Pozos Dulces, o en la calle Panaderos, o en la calle San Agustín. Están respirando a Semana Santa. El paso de esta hermandad por cualquier calle del centro es un regalo para nuestros sentidos. ¿Recuerdan a Lola en el pregón de Antonio Banderas cuando veía el paso de las Penas por San Agustín? Poco más habría que añadir. Es puro olor a Semana Santa.

¿Qué decir de Nueva Esperanza? Un barrio totalmente entregado al Nazareno del Perdón y María Santísima de Nueva Esperanza. Un buen puñado de kilómetros de recorrido y un buen puñado de razones para seguir muy de cerca el paso de esta hermandad que, año tras año, nos sorprende como una novedad. Interesante será que acudamos a ver la primera salida de los titulares desde la casa hermandad, un proyecto que ha visto culminado el sueño de los hermanos de este popular barrio hace tan sólo unos meses. Atrás queda el tinglao instalado en el mismo lugar donde ahora se asientan los cimientos de esta gran casa hermandad que con un titánico esfuerzo han conseguido culminar en un tiempo récord.

Pero esta noche de Martes Santo, no miren al cielo, no busquen ninguna estrella. Ninguna brillará más que la Estrella que tenemos en nuestra Málaga, justo en el barrio de El Perchel. Nuestro Padre Jesús de la Humillación y Perdón, junto a María Santísima de la Estrella, recorrerán las calles de Málaga sobre los dos tronos más antiguos que se procesionan en nuestra Semana Mayor.

Pero si hay una hermandad para la que significará mucho la tarde del Martes Santo será la Hermandad del Recate. Esta cofradía victoriana vivió uno de esos momentos que nadie querría vivir como cofrades. El pasado año, un problema en el palio de la Virgen de Gracia impidió que estos hermanos victorianos pudieran realizar su salida penitencial completa, dándose la vuelta justo al final de la calle Álamos. Ha pasado un año y algún que otro día, posiblemente sea la hora de quitarse esa espinita que estos cofrades han llevado durante casi 400 días y realicen la mejor salida procesional que se recuerda. Por último, Nuestro Padre Jesús de la Sentencia y María Santísima del Rosario en sus Misterios Dolorosos, cerrarán una jornada que quedará en la retina de todos los malagueños y foráneos.

No me olvidaba de la Tribuna de los Pobres. Ese lugar donde se congrega día tras día el pueblo llano, vivirá una jornada intensa. Decir Martes Santo también es decir Tribuna de los Pobres. Y es que serán cinco de seis las hermandades que transcurrirán por uno de los enclaves cofrades por antonomasia. Cada cofradía con su estilo, fiel a su identidad. Ninguna mejor que la otra.

Bien entrada la madrugada, cuando la Hermandad de Nueva Esperanza culmine su recorrido habrá terminado la jornada. Atrás quedarán miles de recuerdos, miles de vivencias y miles de sentimientos que quedarán por siempre en nuestra memoria. Será entonces cuando dejemos de pensar en esos pequeños detalles estéticos en los que muchos hemos estado debatiendo si eran o no eran una pérdida de identidad, porque los cofrades tenemos miles de cosas más importantes en qué preocuparnos.

Será el momento de sacar el estropajo, de limpiar la cera y de pensar en trabajar día a día, minuto a minuto, en el próximo Martes Santo. Entonces llegará la hora de demostrar que no somos cuaresmeros, ni semanasanteros; sino cofrades, que durante las cuatro estaciones del año trabajan bien duro para que días como los que acaban de terminar salgan a pedir de boca. Es hora de poner en alza la identidad del cofrade, de acotar un término que en ocasiones puede ser confundido o malinterpretado. El auténtico cofrade es el que limpia la plata, el que no mira el reloj a la hora de darlo todo por sus sagrados titulares, el ambiente que se respira en la albacería, posiblemente el corazón que bombea la sangre que corre por las venas de la Semana Santa.


MUCHOS BESOS A TODAS/OS SIGO QUERIENDO A TODO "KISKIS" BESOS DE AVE...FENIX..VUELVE...

Seguidores